Acuerdos de Convivencia en la EETP N° 394

Acuerdos de convivencia en la EETP N° 394

  1. A) Marco de referencia

En la cotidianeidad de la vida escolar de las escuelas, a los adultos les surgen habitualmente algunas dificultades, tanto para relacionar las prácticas culturales de las y los jóvenes, con los saberes enseñados en la escuela, como para comprender los lenguajes y las formas de ser de los y las alumnos/as de estos tiempos. Si bien docentes y alumnos/as se cruzan y comparten espacios, pareciera presentar dificultades la posibilidad de convivir y entablar diálogos, posiblemente por transitar por una etapa en la cual el sostenimiento de expectativas compartidas sobre “aquello que debería ocurrir en la escuela secundaria”, se torna una tarea dificultosa.

El debate en el ámbito educativo se encuentra sesgado por la presencia, particularmente en las generaciones adultas, de un discurso que alude al pasado idílico de la educación, una mirada que embellece “los viejos y buenos tiempos”. Este discurso se construye desde un lugar que otorga poca relevancia a las voces de los/as jóvenes. Generalmente son las palabras de los/as adultos/as las que definen los problemas de los/as alumnos/as, formulan un repertorio de soluciones, interpelan prácticas concretas. Ese recuerdo nostálgico de representaciones vigentes acerca de los/as estudiantes de estos tiempos; idealizada, que en ocasiones condiciona las miradas que se consolidan, ante nuevas generaciones. Su enunciación conlleva la idea de que los y las jóvenes de otras décadas obraban de forma diferente, hasta mejor…y “se portaban mejor”….

Está claro que la escuela añorada, idealizada, para muchos/as no es la de ahora. Otros son los tiempos. Pero un análisis más específico mostraría que hay tanto continuidades, como diferencias en las instituciones y que éstas pueden tener tantas potencialidades como “hubo” en otros momentos históricos. Incluso sería pertinente poder analizar los “límites” que esa secundaria tradicional tenía, especialmente en cuanto a sus dificultades para organizar una propuesta de enseñanza, capaz de dar respuesta a los procesos y necesidades de aprendizaje del conjunto de sus alumnos/as. Cualquier análisis referido a tasas de escolaridad e índices de promoción, repitencia, desgranamiento y/o deserción permite observar las grandes dificultades que históricamente se han tenido para generar propuestas educativas que fueran efectivamente inclusivas y democratizadoras.

Cómo entonces, no va a ser un gran “desafío”, que nos ubica en el “desafío” de autoevaluarnos, de volver a pensar los vínculos docente-alumnos/a, alumnos/a docente, que nos hace reflexionar sobre la “convivencia democrática y justa”, en los vínculos entre sujetos que enseñan y aprenden, si es la misma ley de educación nacional, la que otorga el derecho y la obligación para todos y todas de educarse en los tres niveles de educación: pre- primario, primario y secundario, y además el decreto 181/09 de nuestra provincia orienta especialmente sobre la construcción de acuerdos de convivencia propios de cada organización escolar, si algunos/as persistieran en las ideas o los modelos de estudiantes idealizados en el pasado???

  1. B) El mandato fundacional, la cultura institucional y lo cotidiano.

Gurruchaga secundaria, se desafía permanentemente, ya que intenta sostener y constituirse, entre otras cuestiones en un espacio de sociabilidad y aprendizaje de la relación con otros/as. En este espacio, nos proponemos que prime la “continuidad” del encuentro entre pares y con adultos. No se trata de “un estar juntos sin más”, se trata de “estar juntos/as a los/as alumnos/as, quienes se encuentran atravesando una serie de procesos que son propios de su edad, y se trata especialmente, de estar juntos/as en un espacio escolar en el que se promueve la interacción de los sujetos con el conocimiento.

Como un sello, se continúa proponiendo que sesienta la escuela como un espacio para vivir una etapa de transición y construcción de identidad.

El mandato fundacional de la escuela, pareciera cobrar vida, cada vez que se considera que: “enseñar la convivencia justa y la participación ciudadana democrática, es enseñar a pensar autónomamente, sin que esto implique dogmatismos, soberbia iluminista ni manipulación instrumentalista.

Es cultural, está institucionalizado considerar fundamental que enseñar un modo de relacionarse con el conocimiento, una dirección de los saberes que se aprenden, una forma de saberse vinculado a la “historia y a la sociedad”.

También está muy arraigado la defensa y la concepción de lo público…. que incluye la democracia, la participación social sin discriminaciones y la apertura de horizontes integradores de la vida cotidiana y de todas las manifestaciones de la personalidad de los individuos y de los grupos.

  1. C) La convivencia justa

Pareciera que cuando se habla de convivencia, debemos centrar la atención, en la necesidad de encontrar formas en el “modo de resolver los conflictos y estructurar las relaciones entre los diferentes actores del conflicto”.

Pareciera que debería centrarse en la necesidad de reemplazar las “amonestaciones” por sistemas más escalonados y reflexivos, que buscan un mejor ambiente en las escuelas.

En nuestra organización escolar, debemos y tratamos de preocuparnos y ocuparnos en sostener una “suerte de consenso, compartido por docentes, no docentes, alumnos/as y padres”, en torno a la idea de la escuela, sencillamente, como “un espacio válido donde hablar y entenderse”.

El énfasis en la convivencia puede explicarse también por la construcción de un nosotros-ellos, un adentro afuera, que diferencia seguridad de amenaza. Ante la incertidumbre del afuera, la escuela tiende a convertirse en la “institución en la cual los/as jóvenes pueden tomar la palabra, incluso para expresar sus temores, las diferencias, legítimamente.

En nuestra escuela estamos ocupados por sostener un estilo de “vínculos próximos y seguros”, los cuales son necesarios para la buena convivencia.

Existe un “énfasis en que los/as alumnos/as asuman la responsabilidad sobre lo hecho, a partir de la promoción de normas fundadas en discursos pedagógicos y en la idea de contrato o negociaciones, reflexión sobre la responsabilidad de lo actuado, la validación del error en tanto se produzcan aprendizajes significativos, la reparación de lo cometido, etc. por sobre la sanción misma.

En Gurruchaga se viene transmitiendo, un alto grado de apego y pertenencia y lo que ello posibilita, en quienes pueden apropiarse de la escuela.

Existe un uso del espacio escolar autónomo, la construcción de vínculos mas horizontales entre jóvenes y adultos, y la posibilidad de cuestionar algunos aspectos de la dinámica escolar, generan un sentimiento de pertenencia de mayor intensidad.

Las distintas maneras de circulación, los usos de los tiempos y del espacio escolar, los cuales expresan las posibilidades de apropiación y circulación de los diferentes actores en la escuela. Esto genera diferentes maneras de transitar la escuela a partir de flexibilizar lugares permitidos, lugares prohibidos, lugares compartidos. En este aspecto por supuesto que quizá sea el aula el lugar respecto del aula, pero tabipen los es el patio, la biblioteca, el taller, el laboratorio, la huerta, el centro cultural,….espacios que suelen ser usados de maneras diversas por los/as alumnos/as donde suelen ser transitados y utilizados de maneras diversas por los/as alumnas/as y donde suelen producirse interacciones más horizontales con los adultos.

  1. D) Puntos de partida en el día a día escolar

  1. Convivencia escolar justa en lugar de “regulación disciplinaria”.

  2. Jóvenes y adultos como sujetos de derecho.

  3. La participación: del autoritarismo encubierto al aprendizaje cotidiano de estar con los/as otros/as .

  4. La convivencia justa como contribución a la enseñanza y el aprendizaje.

  5. Los acuerdos institucionales de convivencia como condición favorable para la enseñanza y el aprendizaje.

  6. Participación entusiasta en la comunidad.

  7. El cuidado del/la otro/a es cuidarnos a nosotros/as mismos.

  8. Cuidarnos a nosotros/as mismos/as es cuidar la igualdad de oportunidades y los espacios públicos para el gozo compartido.

  9. Conocimiento comunicado

  10. Trabajo solidario.

  11. Esperanza y proyectos en común.

  1. E) Dispositivos de comunicación y acción

E.1) “Registro de sucesos menores, que inciden en la situación de enseñanaza aprendizaje” (formulario a): (se realiza en una carpeta que se encuentra en preceptoría para que sintéticamente, el docente exprese por escrito el suceso, con su firma y la del/la alumno/a). Se orienta en que, cuando se hayan registrado mas de tres sucesos menores de un/a mismo/a alumnos/a, será “conveniente” realizar un informe de convivencia escolar (formulario b).

E.2) “Informe de convivencia escolar” (formulario b) para completar por docentes u otro actor de la comunidad escolar, (ej: asistente escolar, personal de cantina, etc), que enviará al equipo directivo, quien lo compartirá con preceptores/as del curso correspondiente, facilitador/a y junto al ayudante técnico docente iniciarán la estrategia de atención a ese tema particular de convivencia escolar.

E.3) Ruedas de convivencia para los 1°eros y 2°dos años. El objetivo fundamental de las “ruedas de convivencia”, es la integración y la “circulación de la palabra” decreto 2885/02. (formulario c, de informes de r.c.)

E.4) Acuerdos de convivencia institucional a través de actas, etc. (formulario d). Se realizarán con y en presencia de todos/as los/as actores involucrados/as en esa situación.

E.5) Acciones reparadores consensuadas entre todos los/as actores participantes en esa situación de convivencia en particular.

E.6) Límite amonestáción. (formulario e) (según decreto 181/09 en el que además se incluye un espacio para que el/la joven exprese su apreciación).

E.7) Límite suspensión a las clases (formulario f), e informe al sr. Supervisor. (lo realiza la dirección)

E.8) Informe al equipo socioeducativo del ministerio de educación para solicitar intervención específica. Lo realiza el equipo directivo utilizando el formato enviado por el M.E. para tal fin.

E.9) Dentro de los acuerdos de convivencia, se conoce que retirarse del establecimiento escolar sin autorización y antes del horario de finalización de clases, habilita directamente a la dirección a aplicar amonestaciones.

E.10) Para casos de “vinculos violentos”, se aplicará el dispositivo que figura en archivo adjunto

E.11) Uso de armas y cualquier otra situación que altere lo cotidiano de la escuela, se pedirá opinión y orientación a la superioridad.

Ajuntamos “Orientaciones para la intervención educativa en situaciones complejas relacionadas con la vida escolar”.

CAADER – Talleres abiertos a la comunidad

ASOCIACIÓN COOPERADORA DEL COMPLEJO GURRUCHAGA

DIRECCIONES DE LOS NIVELES INICIAL, PRIMARIA Y SECUNDARIA

Presentan

SUB-ORGANISMO, DE LA ASOCIACIÓN COOPERADORA DEL COMPLEJO GURRUCHAGA,

A TRAVÉS DEL CUAL SE REALIZARÁ LA TRADICIONAL OFERTA DE TALLERES, CURSOS Y ACTIVIDADES ARTÍSTICAS, CULTURALES Y DEPORTIVAS PARA ALUMNOS Y PARA LA COMUNIDAD EN GENERAL.

Taller de Fotografía

Podés venir con cámara digital o el celular. Se enseñarán cuestiones básicas sobre la Luz, composición, el uso correcto del flash, editar las imágenes en la compu, además de hacer prácticas y correcciones en grupo y trabajar en un espacio en contacto con la naturaleza. Para adultos y niños a partir de 11 años.

Horario Miércoles de 16 a 17.30 horas. Desde el 18/10/17 y hasta el 22/11/17.

Costo: $650 a pagar por adelantado el 50% en Oficina del CAADER en el Nivel Secundario o por depósito de sobre en buzón de Cooperadora de cualquier nivel.

Fecha límite de inscripción lunes 16 de octubre.

Tallerista: Micaela Portela.

Taller de Tecnología de Huerta Orgánica y Principios básicos de Conservación de Alimentos

Construcción de elementos para huerta y reciclados. No se requieren conocimientos previos. Sólo para adultos, docentes y estudiantes.

Horario: Sábados de 10 a 12:30 horas. Desde el 14/10/17 y hasta 09/12/17.

Costo: $1.500 a pagar por adelantado el 50% en Oficina del CAADER en Nivel Secundario o por depósito de sobre en buzón de Cooperadora de cualquier nivel. Fecha límite de inscripción miércoles 11 de octubre.

Talleristas: Prof. Daniel Loyola y Alejandro Kaminsky.

Ambos talleres se dictarán en la Huerta del Complejo (Salta 3050).

No se suspenden por lluvia.

Mail para consultas: caadergurru@gmail.com

La escuela como un centro activo de transformación social, formación y capacitación individual.